CICR NOTICIAS

Conozca nuestras posiciones en temas de interés que afectan o contribuyen en el desarrollo del sector productivo del país.  Compartimos informaciones que nacen del diálogo entre empresas del sector que aportan sus experiencias y recomiendan acciones sobre cómo ser más competitivos.

Enrique Egloff, Presidente de la CICR

CICR: 3 de cada 4 empresas industriales fueron afectadas negativamente por la pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
  • Encuesta establece que el 78% de las empresas manufactureras del Régimen Definitivo y 67% de las del Régimen de Zona Franca vieron afectada su actividad por los efectos de la pandemia y de las medidas sanitarias para combatir su propagación.
  • La afectación más señalada por las empresas es la reducción de los ingresos por ventas (85%), a su vez, más de la mitad señalan un aumento en sus costos de operación, problemas de logística de importación y desabastecimiento de materias primas e insumos.
  • Como consecuencia las empresas manufactureras tomaron medidas como la reducción o eliminación de horas extras (58%), reducciones en la jornada laboral (53%) y despido de trabajadores (43%).
  • La readecuación de financiamientos, la moratoria en el pago del IVA y el no pago del adelanto del II trimestre 2020 del impuesto sobre la renta, fueron los apoyos a los que más acudieron las empresas, particularmente del Régimen Definitivo, para mitigar los efectos de la pandemia sobre sus actividades.

 

Miércoles 30 de junio de 2021. Un 76.1% de las empresas del sector industrial manufacturero indicaron que la pandemia por COVID-19 las afectó negativamente y de ellas un 84.9% señaló que sus ingresos se vieron reducidos por la caída de sus ventas, según el estudio anual de “Perspectivas Empresariales y Valoración de Factores de Competitividad del Sector Industrial Manufacturero”, realizado por la Cámara de Industrias de Costa Rica entre marzo y mayo del 2021.

Otras afectaciones señaladas por el total de empresas encuestadas fueron: “Problemas con la logística de importación de materias primas o insumos” (59%), “Aumento de los gastos de operación” (50%), “Desabastecimiento de materias primas o insumos” (48%) y “Posposición, reducción o no realización de inversiones” (42%).

Según el Régimen en el que operan las empresas, en Zona Franca la mayor afectación es el “Aumento de los gastos de operación”, ya que 9 de cada 10 empresas que se vieron afectadas de alguna manera por la pandemia, señalan esta incidencia. Le siguen la “Reducción de ingresos por ventas” y los “Problemas con la logística de importación de materias primas o insumos” ambos con un 80% de menciones. Posteriormente, ambos con un 60% de presencia, el “Desabastecimiento de materias primas o insumos” y “Problemas con la logística de exportación de sus productos”.

Para las empresas del Régimen Definitivo, la reducción de ingresos por ventas es la afectación más mencionada con un 86%. Le siguen los “Problemas con la logística de importación de materias primas o insumos”(57%), el “Desabastecimiento de materias primas o insumos” (46%) y  el “Aumento de los gastos de operación” (45%).

En este régimen, las principales diferencias en las afectaciones según el tamaño de las empresas se presentan en “Posposición, reducción o no realización de inversiones” (52% en las grandes y 37% en las PYME), los “Problemas con la logística de exportación de sus productos” (44% en las grandes y 24% en las PYME) y la “Pérdida de participación en el mercado nacional o internacional de sus productos o un producto en específico” (49% para las PYME y 28% para las empresas grandes).

Como consecuencia de la reducción de las ventas y de otras afectaciones por la pandemia, las empresas aplicaron diferentes medidas en relación con el recurso humano, la más aplicada, con un 58% del total de respuestas, fue la “Eliminación o reducción de horas extra”, en un segundo lugar un 53% las empresas acudieron a la “reducción temporal de jornadas laborales”, un 43% despidió colaboradores y un 23% se acogió a la “suspensión temporal de los contratos de trabajo”.

La reducción o eliminación de horas extras y la reducción de jornadas fueron las medidas más utilizadas por empresas de Zona Franca (ambas con un 50% de respuesta).  Estas mismas medidas con porcentajes del 59% y 54% respectivamente fueron también las más utilizadas por las empresas del Régimen Definitivo. Sin embargo, en este régimen las empresas PYME utilizaron en mayor porcentaje la reducción de jornadas (65%) y el despido de trabajadores (52%) en comparación con las empresas grandes (32% y 24% respectivamente).

Adicionalmente, las empresas afectadas por la pandemia también dispusieron de una serie de apoyos a través de disposiciones legales, resoluciones o medidas adoptadas por entidades públicas y privadas, tanto del sector financiero como del no financiero. Las empresas manufactureras afectadas que más acudieron a este tipo de apoyos fueron las del Régimen Definitivo.

Destacan entre las medidas la “renegociación de financiamientos” (37%), “Moratoria del IVA” (31%) y “No pago del adelanto del II Trimestre 2020 del Impuesto sobre la renta” (24%).  La renegociación de créditos fue de mayor uso por parte de empresas PYME (44%), mientras que la moratoria del IVA fue de mayor uso por parte de las empresas grandes (44%). Además, 2 de cada 10 PYME afectadas por la pandemia acudieron a la renegociación de alquileres. La renegociación de alquileres fue también la opción más utilizada por empresas de Zona Franca afectadas por la pandemia, con un 20%.

Las empresas industriales, tanto las afectadas como las no afectadas directamente por la pandemia, tuvieron que cumplir y desarrollar sus actividades en el marco de medidas sanitarias emitidas por las autoridades de salud, tales como los protocolos sanitarios y la restricción vehicular. Destaca que el 100% de las empresas manufactureras encuestadas, independientemente del régimen y del tamaño, desarrollaron o adoptaron el protocolo sanitario para el sector industrial que fue elaborado, a partir de los lineamientos generales del Ministerio de Salud, en forma conjunta entre el MEIC y la CICR.

Otra de las medidas de mayor aplicación fue el uso del teletrabajo.  El 59% de las empresas del Régimen Definitivo y el 80% de las empresas de Zona Franca manifestaron que, por la pandemia y las medidas sanitarias, acudieron al teletrabajo, incorporando por primera vez o ampliando la cantidad de colaboradores bajo esta modalidad.  En el caso del Régimen Definitivo, el uso de esta modalidad de trabajo está directamente relacionada con el tamaño de las empresas, mientras que en las empresas grandes el uso alcanzó un 88%, en las medianas fue de un 61% y en las pequeñas industrias fue de un 35%.

En cuanto a la evolución de las ventas de las empresas, entre los meses previos a la pandemia y al momento de la encuesta, destacan las diferencias por régimen y tamaño de empresa. Aquellas que manifestaron que sus ventas se encuentran aún muy por debajo de los niveles que tenían previo a la pandemia se concentran en empresas PYME, ya que tres de cada diez de las encuestadas, señalaron que están en esa situación.  Un 31% del total señalaron que sus ventas están recuperándose, pero aún no alcanzan el nivel de los meses previos a la pandemia.  Por su parte, un 38% del total son empresas que no vieron afectadas sus ventas por la pandemia o que, mayoritariamente, ya recuperaron o incluso superaron los niveles de ventas mensuales anteriores a la pandemia; bajo este escenario destacan las empresas grandes del Régimen Definitivo (el 66% lo manifestaron).  Finalmente, un 12% de las encuestadas, pero 1 de cada 3 empresas del Régimen de Zona Franca, más bien reportaron un incremento en sus ventas, debido a un aumento de la demanda de los productos que fabrican como efecto positivo de la pandemia.

Para el presidente de los industriales, Enrique Egloff, los resultados del estudio sobre el impacto de la pandemia en las empresas manufactureras evidencian no sólo que las empresas del Régimen Definitivo, particularmente las PYME, fueron las empresas más afectadas, sino que también una importante proporción de ellas aún no logra superarla, alcanzando los niveles de actividad y resultados que tenían previos al COVID-19.

“Muchas de las empresas del Régimen Definitivo cuyo principal o único mercado es el interno, siguen afectadas por las medidas restrictivas y la ausencia de acciones efectivas para la reactivación económica. Si bien hubo medidas y acciones paliativas, como la readecuación de créditos y la Ley de Alivio Fiscal, esos apoyos en la mayoría de los casos fueron temporales y ya no están disponibles.  Urge avanzar en acciones de reactivación y generación de empleo con un mayor alcance, dentro de las cuales hemos insistido, en aumentar la disponibilidad de crédito a bajas tasas de interés acompañada de un efectivo fondo de avales, permitir la importación de Gas Natural sin restricciones antojadizas, eliminar restricciones a la generación distribuida, simplificar los trámites por medio del uso de la declaración jurada y la aplicación del silencio positivo y establecer estímulos a la inversión como la depreciación acelerada, además de la necesaria reducción del costo de la energía”, enfatizó Egloff.

NOTICIAS RELACIONADAS

CICR: Vacunación en lugar de restricción

martes, septiembre 28, 2021

CICR: FANAL debe garantizar la distribución de alcohol a la industria

lunes, septiembre 27, 2021

CICR: Costa Rica se aleja de tendencias mundiales de innovación

jueves, septiembre 23, 2021

CICR aplaude dictamen positivo del proyecto de Jornadas Excepcionales

martes, septiembre 21, 2021

CICR celebra fallo de Sala Constitucional sobre Ley de Empleo Público

lunes, septiembre 20, 2021

Junta Directiva de la CICR se reúne con candidata presidencial del PUSC

lunes, septiembre 20, 2021