CICR preocupada por la restricción de ingreso de transportistas extranjeros a Costa Rica

CICR preocupada por la restricción de ingreso de transportistas extranjeros a Costa Rica

El 16 de mayo se anunció por parte del Gobierno la restricción total de ingreso de transportistas extranjeros a territorio costarricense a partir del lunes 18 de mayo.  Decreto Ejecutivo 42350-MGP-S.

Se definieron diferentes estrategias que permiten el ingreso de las mercancías bajo tres modalidades:

  1. Desenganche. El conductor ubica la unidad de transporte en la zona primaria, ya sea esta carga de importación o exportación con el fin de separar su cabezal de su carga/contenedor.
  2. Enganche. Un transportista engancha ese contenedor/carga a su cabezal y traslada la mercancía, ya sea hacia el territorio nacional o hacia la región centroamericana.
  3. Relevo. Se deberá garantizar la desinfección/limpieza profunda del cabezal, previo a que el nuevo conductor lo ocupe.

Desde la Cámara de Industrias de Costa Rica hemos externado vehementemente nuestra preocupación por la situación que se vive en los puestos fronterizos terrestres desde hace varias semanas, en especial en Peñas Blancas. El sector empresarial costarricense ha sido ampliamente responsable y respetuoso de los lineamientos de las autoridades de salud; no obstante, no podemos desconocer los enormes impactos del Decreto mencionado: paralización del comercio, desabastecimiento de materias primas para la producción nacional, incremento de riesgos sociales, paralización de las exportaciones, entre otras.

Le hemos hecho saber al Gobierno que desde la perspectiva logística inmediata, los puestos fronterizos no tienen las condiciones mínimas de infraestructura para realizar el desenganche de contenedores, lo cual no solo constituye un problema logístico per se y un incremento considerable en los costos, además abre un portillo muy peligroso para la contaminación de mercancías con productos ilícitos, y pone en riesgo la cadena de frío necesaria en productos de primera necesidad como alimentos y medicamentos. Además, el impacto en la cadena logística afectará toda la economía regional, por lo que es altamente probable la aplicación de medidas similares para los nacionales en los demás países de la región, lo que hará altamente complejo el montaje de esquemas logísticos que solucionen una distorsión de tal naturaleza.

Dados impactos como los descritos y otros que estarán por conocerse, la Cámara de Industrias de Costa Rica junto a otras organizaciones empresariales, han solicitado al Presidente de la República lo siguiente (ver oficios adjuntos aquí):

  1. Que el Poder Ejecutivo replantee la fecha de entrada en vigencia del Decreto Ejecutivo anunciado el sábado 16 de mayo. El sistema económico y logístico requiere de un plazo razonable para buscar alternativas de ajuste y solución menos dañinas para la economía.  Igualmente, el comercio que ya está en tránsito corre el riesgo de perderse, con implicaciones importantes para la economía y las unidades productivas, comercio y servicios que dependen de esas operaciones.
  1. En tanto entra en vigencia la medida anunciada, el Poder Ejecutivo implemente las alternativas que el sector privado propuso dentro de los grupos de trabajo del Consejo Nacional de Facilitación del Comercio (CONAFAC) durante la semana previa al anuncio del pasado 16 de mayo, con las que se puede lograr un equilibrio muy razonable entre las dos variables en cuestión: un bajo nivel de riesgo sanitario por contagio de COVID-19 y un flujo comercial dentro de los parámetros de normalidad propios de una emergencia sanitaria de este tipo.
  1. Se abra una sesión permanente del CONAFAC, que implemente un proceso de evaluación de todos los tipos de alternativas que transportistas, operadores logísticos, comerciantes internacionales y dueños de mercadería puedan aportar en los diversos tipos de escenarios de restricción.

Seguiremos insistiendo en que las medidas sanitarias por el COVID-19, sean en equilibrio con lo que la economía y el sector productivo requieren para mantenerse a flote ante la difícil situación económica que enfrentamos.

Para cualquier consulta, favor comunicarse con Jason Chaves, asesor en Comercio Exterior, al correo electrónico jchaves@cicr.com o al teléfono 2202-5647

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *